Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Nace un nuevo gigante de la telefonía

T-Mobile está a punto de cerrar su tan buscada fusión con Sprint. Se trata un acuerdo entre el tercero y cuarto proveedores móvil de EEUU que reestructurará la industria inalámbrica de ese país, luego de obtener la aprobación de un juez federal que rechazó una demanda estatal contra el acuerdo.

El acuerdo entre ambas compañías es por USD 26.500 millones. Ahora, el vínculo le dará a T-Mobile un mayor peso para enfrentar a los líderes de la industria, AT&T y Verizon. El nuevo T-Mobile superará a AT&T en el número total de suscriptores mensuales regulares.

El fallo se produce casi dos años después del anuncio de la fusión. Las compañías habían apostado por una recepción favorable de la administración Trump, que firmó el acuerdo el año pasado. En 2014, los reguladores bajo el gobierno del presidente Barack Obama rechazaron una propuesta de fusión anterior por temor a que la consolidación del mercado condujera a precios más altos.

Para la empresa matriz de T-Mobile, Deutsche Telekom, el acuerdo reduce la dependencia de la compañía alemana en Europa, donde los operadores luchan por crecer en medio de una competencia feroz y donde su mayor rival, Vodafone, reforzó su posición comprando activos de cable continental de Liberty Global. La importancia de T-Mobile para Deutsche Telekom ha crecido constantemente en los últimos años y actualmente representa aproximadamente la mitad de las ventas del grupo, frente a aproximadamente un tercio en 2014.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *