Pulsa "Enter" para saltar al contenido

La eterna crisis de Alitalia: 9 mil millones de euros perdidos en 20 años

Alitalia vuelve a estar al borde del abismo. El próximo 15 de mayo vence el plazo para constituir la sociedad que pueda evitar la quiebra de la aerolínea de bandera italiana. Es el tercer rescate en menos de diez años. Los pilotos y auxiliares de vuelo, en pie de lucha ante un plan que prevé nuevos recortes y al menos 2500 despidos, declararon una huelga de 24 horas que obligó a la compañía a cancelar más de 200 vuelos. Es el último capítulo de una crisis que se convirtió en un rompecabezas sin solución aparente y le costó a los contribuyentes italianos cientos de millones de euros.

Hasta el momento el único grupo empresarial que hasta ahora presentó ofertas para la compra y el consecuente rescate de la aerolínea está compuesto por Ferrovie dello Stato (la empresa paraestatal que maneja los ferrocarriles italianos) y Atlantia, al consorcio aeroportuario y de autopistas controlado por la familia Benetton. Ambas entidades aportarán 350 millones de euros. Además, participan el Estado italiano, con 150 millones, y la aerolínea estadounidense Delta, con 100 millones. Pero los desacuerdos contractuales entre las partes dificultan el éxito de la operación, y la alemana Lufthansa envió una oferta formal de asociación comercial para reemplazar a Delta. La maniobra, sin embargo, parece ser más una operación para molestar a los competidores norteamericanos que una real muestra de interés de los alemanes por la aerolínea italiana.

Cabe aclarar que Alitalia está en administración controlada desde el año 2017 y sobrevive gracias a un préstamo de 900 millones de euros que el gobierno le otorgó en 2018. El préstamo, bajo examen por la Comisión Europea porque se sospecha que es una ayuda estatal ilegal, debía durar unos meses, pero se transformó en un préstamo sin vencimiento que, probablemente, pronto habrá que reforzar con otros 200 millones: el problema es que, pese a los recortes de los comisarios gubernamentales, la empresa sigue perdiendo 500 mil euros por día. Así, según estimaciones recientes, la cifra que el Estado italiano gastó en los últimos 20 años para salvar a Alitalia rondaría los 9 mil millones de euros.

Ante este panorama, todo parece indicar que lejos han quedado los tiempos en los que la empresa era un orgullo nacional, con su icónico y vanguardista logo AZ diseñado en 1969 por Walter Landor, una de las marcas italianas más representativas en el extranjero. Hoy, Alitalia se convirtió en la sombra de lo que era hasta los años ’90, cuando aún era una de las pocas compañías aéreas que podía presumir conexiones con los cinco continentes del mundo.

Sin embargo, desde la empresa especulan con que dicho plazo podría expandirse debido a la crisis sanitaria que atraviesa el país a causa de la pandemia del coronavirus, por lo que el futuro de la misma se maneja en un marco de total incertidumbre.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *