Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Grandes clubes del mundo que llegaron a la quiebra (Parte II)

Continuando con la lista de grandes clubes que llegaron a la quiebra, hoy hablaremos de casos emblemáticos en Europa, donde en países como España fueron varios los equipos afectado:

Real Club Deportivo Mallorca: En el 2010, la quiebra del Real Club Deportivo Mallorca generó que la UEFA le retirara la licencia europea al ente, medida sin precedentes para un club español. Ese año hubo concurso de acreedores, el cual se extendió hasta el 2012. Sevilla FC: pactó con Hacienda saldar su deuda en diez años. El acuerdo suscripto obliga al club a que abone de forma fraccionada la deuda que mantiene con la Hacienda Pública. Pese a dicha deuda el club pudo armar equipos competitivos y ganar tres Copa Uefa consecutivas en dicho período. Valencia Club de Fútbol: El equipo estuvo en quiebra técnica en 1999, pero a última hora apareció Fundación Bancaja y pudo seguir activo. Unión Deportiva Salamanca: tras 90 años de historia y 12 temporadas en primera división, fue disuelta en 2013 por los administradores concursales que la gestionaban después de haberse acogido a un concurso de acreedores. hasta la fecha no ha sido refundado ni vuelto a competir.

Asimismo en Inglaterra también hubo casos similares:

Wimbledon FC: Legendario equipo inglés con un ascenso meteórico en la década de los 80, en la que le ganó una FA Cup nada menos que al Liverpool, cayó en desgracia cuando en el 2004 decretó su quiebra debido a una deuda con el tesoro británico, la cual condujo a su desaparició. Leeds United: el club en el que alguna vez brilló Eric Cantona, y supo conquistar la Premier League entró en quiebra en la temporada 2002-2003, debido a sus deudas que superaban los 80 millones de libras, lo que decretó su descenso hasta la tercera división, como así también debió vender su estadio y a sus figuras para no perder su licencia de juego. Portsmouth FC: Pese a haber conquistado la FA Cup en el año 2007 ante el Arsenal FC, los dueños del club decretaron su quiebra en el año 2010 por mantener una deuda de 70 millones de libras con el fisco, por lo que el club paso a ser propiedad de sus aficionados.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *