Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Garbarino rumbo a desaparecer?

Según trascendió en enero, había un acuerdo en marcha entre los bancos acreedores y un fondo local que está interesado en comprarla. Ahora ese acuerdo está a punto de caerse, o ya se cayó, según a quién se le pregunte.

Luego de un proceso de negociación con los bancos a los que la cadena les debe $4.000 millones, el fondo Inverlat apareció como posible comprador. Los dueños de las marcas Havanna, Reef, ICSA y Aspro, y ex licenciatarios de KFC, Wendy’s y China Wok en Argentina y Chile, negociaron rápido con los bancos –80% de la deuda está en manos de Galicia y Santander– y consiguieron una quita de 75%. Pagarían “sólo” $1.000 millones. Los socios del fondo son Carlos Giovanelli, Guillermo Stanley y Damián Pozzoli, todos de amplia experiencia en el mundo financiero y bancario (ex Citi).

Pero aparecieron los fabricantes de electrodomésticos y dijeron que no, que no pueden aceptar quitas, que quieren cobrar toda la deuda. E Inverlat asegura que no pueden negociar con ellos, que es un rol que tiene que cumplir Garbarino: o consiguen ellos la quita, o alguien, los dueños de la cadena –la familia homónima–, por ejemplo, pone el dinero, o se cae el acuerdo.

Se estima que el total de la deuda con proveedores de Garbarino es de unos $7.000 millones, de los cuales $5.500 millones corresponden a los grandes fabricantes de electrodomésticos, como Samsung, Newsan, LG, BGH y otros.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *