Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Es posible dolarizar la economía Argentina nuevamente?

Desde 2002 al día de la fecha, el peso argentino perdió un 99% de su valor frente al dólar. Habiendo dicho eso, se puede comenzar a hablar de por qué dolarizar la economía podría traer la tranquilidad y estabilidad económica que Argentina necesita.

Es por eso que ante este panorama la dolarización de la economía Argentina, podría ser una buena política a implementar, sobre todo si se tiene en cuenta que el modelo económico utilizado por el presidente Carlos Menem y su ministro de Economía Domingo Cavallo en términos económicos. Pese a tener varios resultados negativos, como el aumento del gasto público el cual paso de 46.351 millones de dólares en 1991 a 82.842 millones en 2001, un aumento del 79 por ciento. Al mismo tiempo que la Argentina terminó siendo un país muy caro para el mundo y un mundo muy barato para Argentina.

¿Pero cómo se llegó a la aprobación de la ley de convertibilidad? Para entender dicho suceso, es necesario ubicarnoe en el año 1989 la inflación anual promedio local fue de 3079%. Los precios de un año al otro se multiplicaban por 50. En 1990 no fue mucho mejor, la inflación anual promedio fue del 2314%. A comienzos de 1991 el nuevo gobierno de Menem se centraba principalmente en cómo resolver el problema inflacionario. Finalmente, a partir de una propuesta de Cavallo, se aprobó la Ley de Convertibilidad.

El principal objetivo de esta ley era devolverle la convertibilidad a la moneda nacional. En este sentido, se eliminaban los controles cambiarios y el Austral pasaba a ser libremente intercambiable por otras monedas. Obviamente, está la ley le impedía al Estado incrementar la emisión de pesos sin el correspondiente incremento de los dólares en las reservas. Es decir, la capacidad del Banco Central de hacer política monetaria quedó anulada. El gobierno había perdido su principal medio de financiación, la emisión monetaria. Ahora sólo podía utilizar la vía de los impuestos y la emisión de deuda en el mercado.

¿Cuáles fueron los resultados obtenidos? En 1991, la inflación experimentó una baja llegando a 171,7%. Si bien los valores eran altos y se la podía seguir considerando hiperinflación, hay que recordar que un año atrás registraba más de 2300%. Con el paso del tiempo, esta tendencia bajista se mantuvo y se potenció, llegando a estabilizarse en un promedio de 2% desde 1993 en adelante. La economía argentina había encontrado la estabilidad que necesitaba. Sin embargo, el haber mantenido dicha convertibilidad terminó perjudicando a la economía, la cual llegó a su punto más crítico con la crisis del 2002.

No obstante, en la actualidad el Gobierno recurre de forma directa a la emisión para paliar los efectos negativos que ocasionará esta cuarentena para la economía. Por cada semana que se extiende la cuarentena la economía pierde 1 punto de PBI. Además, en lo que va del 2020 ya se emitió el equivale al 82% del 2019 y al 97% del 2018. Sin dudas, toda esta emisión repercutirá en un alza de los precios y una caída de los salarios.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *