Pulsa "Enter" para saltar al contenido

De cada $100 de renta agrícola el Estado se queda con $62

Sin duda alguna la presión impositiva es uno de los principales problemas que afecta al negocio agropecuario. El índice del presente mes elaborado por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), reflejó que la participación del Estado en la renta agrícola fue del 62% para el promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol. Esto quiere decir que de cada $100 de renta (ingresos menos costos) que genera una hectárea agrícola, $62 se lo llevan los distintos niveles del Gobierno a través del cobro de impuestos.

Asimismo, la participación del Estado en la renta de una hectárea de maíz es de 52,9%, en una de trigo, es de 57,2%; en una de girasol, es de 56,3%, y en una soja es de 66,7%. Por otro lado, en la comparación interanual, el relevamiento de FADA señaló que los impuestos nacionales no coparticipables incrementaron su participación, pasando del 55,7% al 62,6%, mientras que todo el resto cayó.

Otro de los problemas que impacta negativamente en la producción agropecuaria, son las nuevas medidas cambiarias anunciadas días atrás por el Banco Central. Ya que esde FADA, consideran que la profundización del cepo cambiario, “limita la entrada de divisas e impulsa mayores importaciones. Hay un incentivo a mayor retención y ventas con precio a fijar o sin liquidar, tratando de no quedarse con pesos que pierden valor. Pero además, provoca un incentivo de stockearse con productos dolarizados como maquinaria, fertilizantes y fitosanitarios”.

Es por eso que ante este panorama, todo parece indicar que el campo seguirá siendo un sector que la tendrá bastante complicada en el futuro inmediato, ya que a todo lo antes mencionado también se le debe sumar, el contexto de incertidumbre económico a nivel mundial provocado por el Covid-19.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *