Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Cuánto cuesta usar los corredores aéreos de un país?

Hay una cosa que muchos hacemos cuando llevamos horas en un avión: mirar la pantalla de nuestro asiento y fijarnos en los kilómetros que hemos hecho o los países por los que hemos pasado.

Las aerolíneas también lo hacen… y no precisamente para comprobar el progreso del avión, sino para calcular cuánto tendrán que pagar por sobrevolar el espacio de cada país por el que cruzan. Se trata de una de las fuentes de ingresos para que los países cubran los costes de, por ejemplo, los controladores aéreos.

“Una estructura tarifaria es necesaria para financiar los servicios de tráfico aéreo en cada país. Son comúnmente denominadas tasas de sobrevuelo”.

Pero el espacio aéreo y todo lo que implica también puede ser usado como una herramienta de presión geopolítica y el reciente escándalo sobre Bielorrusia es ejemplo de ello.

Si bien no hay una tasa estándar, por lo que cada país marca el precio por cruzar su espacio aéreo según distintos parámetros, por ejemplo, algunos cobran una tasa fija porque la ruta sobre el país casi nunca varía y es mucho más simple de administrar. Estados Unidos, por ejemplo, tiene dos precios diferentes: si sobrevuelas tierra, cobran alrededor de US$60 por 100 millas náuticas [unos 185 kilómetros]; si sobrevuelas océano, ese precio cae hasta alrededor de US$25. Mientras que México, establece cuotas en función de la envergadura de la aeronave por kilómetro volado: desde “grandes” a US$8,81 a las más pequeñas, a US$0,27.

El coste varía también en función del tamaño del avión, su peso o la distancia recorrida. Muchos países “alquilan” ese espacio aéreo a aerolíneas extranjeras, permitiéndoles sobrevolarlo y a veces las firmas toman rutas más largas para no tener que pagar las tasas más altas.

No obstante, con la pandemia del covid-19 los países han bajado su recaudación por “prestar” sus corredores aéreos, pero durante el 2019 (último año pre pandemia) en promedio las naciones recaudaron USD 150 millones.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *