Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Covid-19: Debido a la cuarentena las casas de empeño atraviesan una crisis casi terminal

La pandemia del COVID-19 afectó no solo la salud de buena parte de la población, sino también la economía que se desplomó y con eso los ingresos de los asalariados y, en especial, de los cuentapropistas. En este contexto las casas de empeño hoy están en una crisis terminal porque casi no trabajan.

Esto se debe a que con el aislamiento social obligatorio la gente no pude acercarse a empeñar sus cosas y tampoco puden ir los epecialistas a tasar los objetos de los locales.

Algo similar sucedió con uno de los centros de subastas más importantes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es por eso que desde hace ya semanas se han empezado a realizar subastas online para poder paliar esa situación. Lo que sería el ecommerce para el resto de los comercios para este rubro la opción fue llevar adelante las subastas de manera online, habilitando operaciones de subastas de inmuebles, alhajas, arte y automotores.

Pero no sólo las casas de empeño están sufriendo la cuarentena. Las mudadoras y guarda muebles también están viviendo una situación muy particular. “Muy pocos clientes dejan de abonar el guarda muebles, algunos venden una parte para pagarlo, se buscan alternativas de pago y se conversa porque la intención no es mandar a remate las pertenencias”, explica Jorgelina García, gerenta de Verga Hermanos, una de las empresas mudadoras más emblemáticas de la Ciudad de Buenos Aires.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *