economia

¿Cómo impactó la inflación en la última década?

A los efectos de evaluar en términos reales la pérdida de poder adquisitivo del peso Argentino a través de una investigación de la Consultora Focus Market, consideró 23 productos de consumo masivo para evaluar la evolución de precios y la cantidad de dinero necesario para comprarlos en el período 2010-2021.

En los últimos 11 años el poder adquisitivo del peso argentino ha tenido una pérdida de su valor para la compra de la misma cantidad de bienes a lo largo del tiempo. El déficit fiscal permanente financiado con emisión de pesos no demandados por una economía que no crece vía inversión, producción y empleo a tasas reales positivas ha generado que la utilidad marginal de nuestra moneda caiga en forma sostenida y permanente. En el análisis de cuántos productos de cada categoría se podían comprar con los billetes de mayor denominación de la Argentina, el “Hornero” de 1.000 pesos y el “Yaguareté” de 500 pesos.

Por ejemplo, en el análisis de cuantos productos de cada categoría se podían comprar con el equivalente a un Hornero, se detectó que en 2010 podían comprarse 323 paquetes de yerba de 500 gramos, frente a 16 paquetes del mismo producto en 2021. Es decir, que en este rubro ahora se compra 20 veces menos que once años atrás.

Dentro de los productos seleccionados podemos encontrar el agua de dos litros, los $1.000 alcanzaban en 2010 para adquirir 350 botellas, frente a solo 34 botellas en 2021. Por lo tanto hoy se compra diez veces menos cantidad. Otro producto básico de alta demanda, el aceite de girasol, refleja una pérdida de poder adquisitivo de la moneda de más del 90 por ciento. En 2010 se compraban 129 botellas de 1,5 litro con $1.000, contra 10 botellas en 2021.

En tanto, con un Yaguareté ($500) en 2010 se podían comprar 200 paquetes de azúcar de un kilo, contra unos 19 paquetes del mismo artículo en 2021. Por su parte, el sachet de leche de un litro también deja en evidencia el deterioro del poder adquisitivo. Con $500 se adquirían 179 litros de leche en 2010, y en 2021, solo 19 sachets, casi diez veces menos.

En términos generales, con la misma cantidad de pesos se podían comprar diez veces más productos en 2010 que en el presente, aunque en algunos artículos la inflación fue mayor, como en el caso de la yerba mate (20 a uno), la cerveza (18 a uno) y las gaseosas (17 a uno).

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar