Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Airbnb: La empresa que sobrevivió a perder el 80% de su facturación en 8 semanas ¿Cómo lo hizo?

Al igual que para gran parte de la población mundial, la pandemia de coronavirus fue durísima con Airbnb, la empresa fundada en 2008 por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, cuya actividad consiste en el alquiler de corto plazo a través de su aplicación, la cual es una de las apps más exitosas del mundo.

Airbnb comenzó hace más de una década cuando los tres amigos decidieron usar el departamento que compartían en San Francisco (EE.UU.) para ofrecerle a viajeros de corto plazo dormir en colchón inflable y darles desayuno, negocio al que llamaron Air Bed and Breakfast (Airbnb), cuyo valor pre-pandemia llegó apróximadamente a los 39.000 millones de dólares.

Pero el Covid-19 fue más que impiadosa con dicha compañía, ya que en apenas 8 semanas su facturación cayó un 80% y en el mes de mayo debieron tomar la difícil decisión de despedir a 1.900 empleados, es decir un 25% de su personal.

En medio de la crisis por la pandemia, una decisión crítica de Chesky fue permitir que los clientes cancelaran sus reservas existentes. Fue clave para generar confianza en la plataforma, la empresa no se aprovechó de una situación en la que –al igual que sus clientes- no había tenido responsabilidad. Además, luego de despedir a casi 2 mil empleados, la empresa detuvo sus gastos de marketing y contrajo deuda hasta USD 2.000 millones, debido a que confía en su futuro.

Teniendo como decisión principal  reenfocarse en el negocio original: el alquiler de corto plazo. Antes la compañía estaba buscando una función que permitiría a los clientes buscar y reservar vuelos a través de Airbnb, había empezado a incursionar en reservas de hoteles tradicionales y estaba desarrollando un servicio especial para viajeros que buscaban alojamiento de primera clase. Airbnb decidió “volver a las bases”.

Por úlltimo, si bien es cierto que la pandemia frenó en gran medida el turismo y los viajes Airbnb logró beneficiarse de otro cambio en la demanda, ya que adaptó su plataforma para la gente que está reservando alojamientos para periodos más largos que van de una semana a dos meses. La pandemia limitó las opciones de entretenimiento y otros atractivos de la vida urbana e hizo que muchos se desplazaran temporalmente a lugares remotos donde no siempre hay hoteles disponibles. E incluso cuando hay hoteles, las personas que se dirigen a esos destinos a menudo quieren un lugar más hogareño para alojarse.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *