Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cada vez se construyen menos edificios en Buenos Aires

El obstáculo en el sector inmobiliario es concreto. Y el horizonte no resulta alentador. A la vez de la caída en las escrituras de compra-venta, actualmente se debe agregar el desplome en los permisos de construcción, que a lo largo del primer trimestre de la temporada hubo apenas 23 peticiones.

De acuerdo a las estadísticas mensuales del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU), en ese ciclo se observó en la Capital Federal una muy dura caída en el registro de nuevas obras con una superficie de más de 1.000 m2.

En el primer trimestre hubo 23 proyectos autorizados, contra 201 aprobados en 2011. La dura retracción puede ser progresiva empezando por ese año: hubo 117 en 2012, 80 en 2013, así como 55 en 2014, todo el tiempo teniendo en cuenta la suma de los 3 primeros meses.

Las causas de esta caída son diversas. “Históricamente así como en un contexto de inflación alta se ha tendido a operar en dólares estadounidenses como referencia e incluso refugio de tasación. En el presente contexto económico se hace bastante complicado lograr narrar con un mercado de créditos hipotecarios a tasas de un dígito así como estables en largos períodos de tiempo”, aclaró Mario Goldman, coordinador del ámbito de crecimiento Inmobiliario del CPAU e incluso autor del informe.

Sigue Goldman, “a fin de volver a operar en pesos se requiere un muy fuerte subsidio en las tasas de interés en los préstamos hipotecarios que facilite la recuperación de este sector”. Algo que hoy en la Argentina es complicado.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *