Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Dinamarca no quiere más billetes en su economía

Cuando se acuñaron las primeras monedas en Asia Menor, una auténtica revolución se puso en marcha en la historia de la humanidad. Pudo pasarse del trueque a la expansión del comercio por todo el ámbito. Pero, ¿tiene sentido mantener el dinero físico 2.600 años luego? Cada vez más países e incluso expertos se lo preguntan.

Sin embargo, Dinamarca sorprendió anunciando que pretende suprimir el uso del dinero en efectivo en tiendas de ropa, estaciones de trabajo y restaurantes. Al mismo tiempo que decidió dejar de imprimir billetes; es más, además lo hizo sin tener por el momento ninguna alternativa tangible (nunca mejor dicho) para producir el papel moneda: en el país de la península de Jutlandia los billetes estaban tan pasados de moda que no tenían absolutamente ninguna prisa por subcontratar su impresión.

Tampoco podemos dejar de mencionar cómo la sociedad sin efectivo va ganando momentum también en otras economías, como por ejemplo en el propio Estados Unidos, donde cada vez más restaurantes dejan de recibir efectivo para cobrar a sus clientes.

Su objetivo a largo plazo busca seguir los pasos de Suecia, país vecino, para transformarse en un país que acaba con las monedas y billetes en circulación.

La medida fue presentada como parte de un paquete de ofertas dedicado a apoyar la productividad en los negocios. “El objetivo es eliminar los considerables costes administrativos e incluso financieros que implica el manejo del dinero en efectivo”, explica el gobierno danés.

¿Sin embargo resulta esto viable? ¿Cuáles serían las prerrogativas de un ámbito sin dinero en efectivo?

En la ocasión de Dinamarca, no sólo parece factible, sino que el gobierno va ya por detrás de estas tradiciones de la población.

Todos los adultos del país tienen una tarjeta de crédito, de acuerdo a la Comisión de Pagos Danesa. Y no sólo eso: los pagos en efectivo han caído un 90% empezando desde 1990, mientras que sólo un cuarto de los pagos se siguen realizando con dinero físico.

Aparte, según una encuesta nacional, prácticamente todos los comercios minoristas aceptan pagos con tarjetas. En el momento en que se plantea la posibilidad de no poseer dinero en efectivo, la reciente respuesta de las personas es de extrañeza.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *