Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Argentina: ¿Cómo evitar un posible default?

La deuda total de Argentina (doméstica y externa) medida en dólares registró una leve baja, por la licuación del valor peso de los pasivos en pesos, de USD 341.000 millones en julio a  USD 325.400 millones después de las PASO.

Sucede que en solo tres jornadas cambiarias el dólar saltó 30%, de 45 a 59 pesos en el mercado mayorista. Pero la devaluación de la moneda local también ejerce un efecto de depreciación sobre la capacidad de producir del país, que realiza sus transacciones en pesos. Por eso el Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina cae medido en dólares, de USD 484.5000 millones, según calculó la Secretaría de Finanzas en julio, a USD 384.000 millones con la referencia de un dólar más caro en agosto.

Pero ¿Qué debe suceder para evitar el default?

Si se diera continuidad a las políticas desplegadas en los últimos ocho meses (ortodoxia monetaria y fiscal), el costo de financiamiento podría reducirse hasta un Riesgo País de 500 puntos básicos (la brecha de tasas o spread entre los bonos locales y los del Tesoro de EEUU), sería suficiente para evitar el default. Debido a:

A) El pago por intereses de la deuda privada externa ya venía cayendo con fuerza y se aproximaba a esos deseables 500 puntos básicos de spread. A ese nivel el costo de la deuda externa podría reducirse a unos USD 15.000 millones, mucho menos que los USD 26.000 millones del cálculo inicial.

B) El pago de la deuda en moneda doméstica también se reduciría pues las tasas (con la referencia de política monetaria de Leliq) venían recortando a buen ritmo, a la par de la inflación, que desaceleró del 4,7% mensual en marzo al 2,4% de junio. Esto permite pensar que las tasas de Leliq podrían reducirse a la mitad, en un rango de 30% a 40% en poco tiempo, como sucedió en el primer trimestre de 2019, para llevar el costo de esa deuda doméstica al equivalente a USD 17.000 millones, muy por debajo de los USD 30.000 millones (en pesos equivalentes) del cálculo previo.

C) El pago por intereses al FMI quedaría estable en USD 2.500 millones anuales.

Con todo, el servicio de la deuda total de Argentina -pública y privada- se situaría fácilmente en los USD 34.500 millones (un 9% del PBI), con la continuidad de las políticas de austeridad posteriores al stand by con el Fondo.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *