Pulsa "Enter" para saltar al contenido

El agro apuesta a recuperarse en 2019 .

A días de terminar el año, resulta necesario hacer un balance sobre lo que deja 2018 en el agro. El impacto de la peor sequía de los últimos años, implicó que las actividades relacionadas al campo sufrieran una fuerte caída en sus ingresos, calculando una pérdida aproximada de US$ 6.000 millones para la economía argentina. Sumado a ello, entre agosto y septiembre se anunciaron medidas poco deseadas: el regreso de los derechos de exportación, con la salvedad de que esta vez fue para “todos” y la reducción de los reintegros a la exportación.

Si bien la suba del tipo de cambio benefició a los sectores exportadores, hay actividades como la producción de aves y porcinos que se vieron perjudicadas porque sus insumos están dolarizados, y se encuentran directamente direccionadas al mercado interno. El cambio de reglas de juego sumado a la falta de créditos accesibles complicó aún más la situación de los productores, especialmente los pequeños y medianos. Al respecto, Pablo Vernengo, director ejecutivo de Economías Regionales (ER) de CAME enfatizó: “Fue un año muy duro sobre todo para aquellas producciones que hacen a la mesa diaria de los argentinos”.

“Estamos esperando una campaña récord”, así lo expresó Agustín Tejeda, gerente de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (Bcba). Para trigo estiman 19mill/tn, si bien esperaban superar ese guarismo, las inclemencias climáticas lo ha obligado a recortar. De esta manera sería 7% superior al ciclo anterior. “Para la cosecha gruesa si bien todavía falta recorrer la ventana más crítica de determinación del rendimiento, estamos viendo que la siembra avanza a buen ritmo y por lo tanto, las expectativas para una nueva campaña récord están vigentes. Sería un resultado muy interesante sobre todo pensando en la contribución del sector a la economía de 2019”, indicó Tejeda. Las estimaciones que maneja la Bcba se mantienen en 43 mill/tn para maíz y 53 mill/tn para soja. “De acuerdo a como vienen las perspectivas climáticas creemos que son volúmenes alcanzables. Previamente a la adopción de las retenciones, esperábamos un mix diferente, antes eramos más optimistas en maíz y menos en soja, y eso ha cambiado”. Según las proyecciones de la Bcba, en la campaña 2018/19 se cosecharía un volumen final cercano a 125,9 mill/tn, por lo cual, estiman que la cosecha aportaría al Producto Bruto Agrícola US$ 7.600 millones más que el ciclo anterior.

 

Fuente: El Economista

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *